Sólo en su ubicación

DSC_1453Lucía García, concejala de Urbanismo, ha dejado bien claro en el Pleno de hoy, que el Ayuntamiento no tiene competencia en materia de estaciones de transporte de viajeros. Las competencias son del Estado y de la Comunidad Autónoma, y el Ayuntamiento sólo podría decidir la ubicación de la misma.

Las estaciones de transporte de viajeros son  infraestructuras públicas básicas para la efectiva prestación del servicio de transporte y movilidad de las personas (Ley estatal 16/1987 de Ordenación de los Transportes Terrestres)

Conscientes de su importancia y de la situación a la que se ha llegado con la estación de transporte de viajeros en Gijón, hay que dejar bien claro de una vez por todas para no confundir a la opinión pública, A QUIEN corresponde la construcción y explotación de las estaciones de transporte de viajeros. El marco constitucional y legal es muy claro al respecto:

  • La Constitución Española – art. 149 : corresponde al Estado la competencia exclusiva en materia de transportes terrestres que transcurran por el territorio de más de una Comunidad Autónoma y la ejecución de obras públicas de interés general o cuya realización afecte a más de una Comunidad Autónoma.
  • Estatuto de Autonomía del Principado de Asturias – art 10: corresponde al Principado en exclusiva el transporte terrestre que se desarrolle íntegramente en el territorio de la Comunidad Autónoma y la ejecución de obras públicas en la materia.

El Ayuntamiento (según señala la Ley de Bases de Régimen Local, art. 26):  únicamente tiene competencias para la prestación del servicio de transporte de viajeros dentro del municipio. Es decir, sólo tenemos competencia para el transporte urbano, EMTUSA. Se trata de un servicio de obligada prestación por tratarse de un municipio de población superior a 50.000 habitantes.

Por lo tanto, las competencias en materia de estaciones de transporte de viajeros se encuentran repartidas entre Estado y Comunidad Autónoma.

El Ayuntamiento (legalmente) carece de competencias para la ejecución de una obra pública destinada a la prestación de un servicio de transporte interurbano  (entre ciudades de la Comunidad Autónoma, (ej. Gijón y Oviedo) que competen al Principado de Asturias; o de fuera del Principado , (ej. Gijón y Madrid) que competen al Estado.

EL AYUNTAMIENTO DECIDE EN LA UBICACIÓN

Pero esto no significa que los Ayuntamientos no participen de ninguna manera en la decisión sobre la ubicación de las estaciones de transporte de viajeros.

Porque las competencias urbanísticas y de ordenación del tráfico sí son de los Ayuntamientos.

Esto supone que los Ayuntamientos deberán prever en su Plan General de Ordenación, un ámbito debidamente clasificado y calificado para permitir la ejecución de estaciones de transporte de viajeros interurbano y garantizar que el servicio se desarrolle con las debidas condiciones de seguridad para el tráfico y para las personas.

En el Ayuntamiento de Gijón, la decisión sobre la ubicación de la estación, la única sobre la que se tiene competencia en materia de estaciones de transporte de viajeros fuera de Gijón, se plasmó a través del conocido como Plan de Vías en la propuesta de la estación intermodal (ferrocarril, autobús, metro) aprobado en 2008.

Cabe recordar que en el convenio firmado en 2002 entre el Ministerio de Fomento, el Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Gijón para la integración del ferrocarril en la ciudad de Gijón, se recoge que el Principado -en el marco de sus competencias- se responsabiliza del coste y de las obras de la Estación de Autobuses por valor de 7.200.000€.

Asimismo Fomento se comprometió en ese convenio, a aportar a la operación 39.100.000 € que seguimos esperando que recojan año tras año en sus presupuestos generales.

 

EL EXPEDIENTE NO ES SOLICITUD DE LICENCIA DE OBRA

Otra cuestión que hay que dejar bien clara para no confundir a la opinión pública, es que el expediente que se está tramitando no es ninguna solicitud de licencia de obra, sino un mero instrumento de planeamiento que propone exclusivamente cómo será la futura ordenación. NADA MÁS,  y ello no implica nada más.

Es un trámite obligatorio y recogido en el PGO que señala que “es obligatorio hacer un estudio de detalle de iniciativa privada y además en un plazo de 2 años para materializar sus derechos edificatorios”. (Recordamos que es un suelo que desde el 86 ya figuraba como residencial, nunca figuró en ningún planeamiento como equipamiento).

La ficha recoge expresamente que el objetivo es completar esa manzana una vez que se traslade la actividad actual. Por lo tanto en el momento en que se produzca una petición de solicitud de licencia de obra es cuando se debe condicionar su concesión al previo traslado de esa parada, parada donde se desarrolla la actividad actual: SOLO PARADA en C/Magnud Blikstad 1 según el Consorcio de Transportes del Principado de Asturias. ( De hecho esa parada ya fue trasladada en 2009 con motivo de un accidente que originó unas obras en los andenes)

Y este Estudio de Detalle (repito que NO SOLICITUD DE LICENCIA DE OBRA) lo promueve la BIDASOTARRA que le ha comprado a  ALSA las instalaciones pero a la vez se las alquila  y se compromete a mantener el servicio que viene prestando ALSA en ellas mientras siga vigente su contrato de arrendamiento (Ambas empresas tienen a efectos de notificación la misma dirección).

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.