Premios Impulsa

DSC_0502

Los PREMIOS IMPULSA constituyen un reconocimiento a la empresa, al talento, al empuje empresarial. Casi todo lo que usamos, adquirimos y poseemos son bienes y servicios de empresa.

Pese a ello, la figura del empresario, creador y fundador de las empresas, no está suficientemente valorada. Con frecuencia hay una desconfianza hacia el empresario que choca con el enorme beneficio social que aporta todo lo que hace. Hay muchos malos entendidos, hay muchos prejuicios que derribar. Poner dificultades y levantar obstáculos a la actividad empresarial es causar un daño social. Es una actitud muy poco inteligente porque supone infligir un perjuicio directo a nosotros mismos, a toda la sociedad.

DSC_0469Las sociedades más avanzadas, donde hay mayor libertad y bienestar, no cuestionan a las empresas. Al contrario, forman parte del patrimonio del país, como bien de interés económico equiparable a los principales bienes culturales de la nación.

Desde el Gobierno -y con razón- nos dicen que los problemas de España: el paro, el déficit de la Seguridad Social, la deuda, se solucionan con 20 millones de empleos. De acuerdo. Y yo pregunto: ¿Cómo se obtienen 20 millones de empleos? Sólo hay un método. Con más inversión empresarial, con más iniciativas empresariales, con más empresarios. Cualquier otro remedio supone pan para hoy y hambre para mañana. Hace siete años conocimos planes estatales para que los ayuntamientos hicieran gratis todo tipo de obras y al final derivaron en un ajuste muy superior al que había entonces planteado.

DSC_0474 DSC_0475

Si queremos que aumente el progreso concentremos nuestra creatividad en el lanzamiento de iniciativas empresariales, no en buscar alternativas a las empresas, porque no existen. La figura del funcionario-empresario no funciona.

En Asturias hacen falta más empresarios y más empresas. Cualquier comparación con territorios avanzados lo demuestra. El retraso asturiano en esta materia es perfectamente descriptible. Durante muchos la empresa pública tiró de la economía asturiana, y cuando desapareció del escenario fue muy difícil sustituirla, porque es tan fácil vivir de los presupuestos de las administraciones como difícil es sobrevivir en el mercado.

DSC_0483Más del 96% de las empresas asturianas son microempresas, con menos de 9 trabajadores. De estas, la abrumadora mayoría tiene menos de 5 empleados.  La titularidad del 60% de las microempresas corresponde a personas físicas. Para entendernos: responden de las deudas de la empresa con su piso, su coche, su televisor, etcétera. Con estos datos hay que cambiar el chip, y ver a la empresa como un espacio de cooperación, de unión de intereses, porque empresario y asalariado están unidos por la misma suerte.

Pido a los empresarios del siglo XXI, que no desmayen en su esfuerzo, porque sin las microempresas y las pequeñas y medias empresas, en definitiva, sin las pymes, que son el 99,9% del parque empresarial asturiano -las grandes empresas sólo son el 0,1%-, Asturias sería un páramo. Las administraciones debemos tener en cuenta que nuestra forma de responder a las peticiones de las empresas condiciona la viabilidad de las mismas. La lentitud en las respuestas, los dictados de la burocracia, causan tanto daño como los impagados de los clientes.

Ahora en España las administraciones están paradas. No se toman decisiones. Esa fue la respuesta de la clase política a la complejidad del tablero parlamentario. En España hay un gobierno en funciones y en Asturias se está a la espera de que hay un nuevo gobierno en Madrid para resolver el puzle de la Junta General del Principado.

DSC_0488 DSC_0492

 En el Ayuntamiento de Gijón también hay nuevos partidos. En la corporación municipal gijonesa hay los seis mismos grupos que en el Parlamento asturiano. La diferencia de funcionamiento estriba en que nosotros hemos entendido que estamos en un tiempo nuevo donde lo único que está prohibido es no llegar a acuerdos. Los pactos amplios, el consenso, es la vía que hemos adoptado para que el Ayuntamiento de Gijón no quede paralizado.

Hay gente a la que no le gusta que haya acuerdos entre los partidos, que haya entendimiento, que se abandonen las razones de cada parte para buscar un punto de encuentro. Preferirían que yo como alcaldesa señalara líneas rojas en cada tema, aun a riesgo de bloquear las soluciones.

DSC_0490

No fuimos elegidos con el voto de los gijoneses para pasarnos el mandato con interminables discusiones. Hay que alcanzar acuerdos para poder tomar decisiones por mayoría. Me duele decirlo, pero a mí me parece escandaloso que España esté paralizada por culpa de cuatro señores que anteponen sus estrategias de poder a las demandas de los ciudadanos, de los trabajadores y de las empresas. Ojalá que las instituciones públicas estén a la altura de los acontecimientos para que no haya que volver a oír la  conocida frase, de “esto no pasaría en una empresa privada”.

 

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.