“No tenemos duda de que el problema estará solucionado para el próximo curso escolar”

Último lunes en Fano tras 14 lunes consecutivos acudiendo con Diego a la parada del transporte escolar

  • Acompañamos a Diego durante 14 lunes consecutivos a su parada escolar, situada a 1,3 kilómetros de su casa.
  • El año que viene serán tres alumnos los que acudirán al IES de la Laboral desde Fano

No tenemos duda de que el problema estará solucionado para el próximo curso escolar. Con esta seguridad finalizamos hoy el curso escolar 2014-2015 tras 14 lunes consecutivos acudiendo a las 6.45 horas de la mañana a Fano para acompañar a Diego a la parada del transporte escolar.

IMG_0734

Una medida de presión al Gobierno del Principado ante la negativa de la Consejería de Educación de reactivar una parada creada hace años para recoger a los niños de la zona. Dicha parada quedó sin servicio en años posteriores ante la ausencia de alumnos, pero durante todo este curso los padres de Diego reivindicaron su utilización.

Para el próximo curso serán tres los niños que acudirán al IES de la Laboral desde Fano, por lo que no dudamos que la Consejería activará la parada escolar de la rotonda de Zalce.

Durante este curso, Diego tuvo que recorrer cuatro veces al día un trayecto sin aceras de 1,3 km desde su casa en El Caleyo hasta la parada del autobús escolar en Carcedo. Una carretera estrecha, sinuosa, que no dispone de arcén, que soporta un volumen importante de tráfico, tanto de vehículos ligeros como pesados, llegando la vegetación de las zonas laterales hasta la calzada en muchos lugares.

La normativa señala que cualquier niño tiene derecho a una parada de autobús más cercana a su casa si la que tiene está a 1.500 metros o más de su vivienda.

En el caso de Diego su casa está a 1.300 metros. Pero existen dos condicionantes:

  • La normativa también señala que tiene que existir paso peatonal desde la vivienda hasta la parada de autobús, y en este caso no hay acera y ni siquiera hay arcén.
  • Hay una parada de autobús en una rotonda que está a 200 metros de su vivienda. Una parada del IES de la Laboral al que acude Diego, y que hace unos años recogía a los niños y niñas de la zona, pero que quedó suprimida cuando no hubo escolares. Ahora Diego necesita que esa parada vuelva a dar servicio, el año que viene lo necesitarán tres niños.

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.