“Los mejores renglones de Gijón están escritos por personas como las premiadas hoy”

Un año más premiamos con la ceremonia de entrega de Medallas del Ayuntamiento las meritorias trayectorias de colectivos y personalidades gijonesas que sobresalen por su aportación al bien común y por la ejemplaridad de su esfuerzo. Para cualquier ciudad es importante contar con personas o grupos que anteponen la mirada colectiva sobre el interés individual.

Por mucho que hagamos normas o dictemos resoluciones desde las administraciones, nada puede sustituir la acción generosa y altruista de grupos y personas que saben y quieren pensar en el interés de la comunidad.

Debemos ser autocríticos y reconocer que las iniciativas de la sociedad civil son las que sensibilizan a los gobiernos, y que sin ellas muchas mejoras sociales no se habrían implantado ni se podrían gestionar.

Medallas del Ayuntamiento de Gijón

Vivimos una época en que los valores de la solidaridad, de la generosidad, de la entrega altruista cotizan a la baja. Sólo cuenta el individuo aislado y sus intereses. La política ha dejado de ser una labor colectiva para pasar a hablar de la carrera política de los líderes, como si las mejoras sociales y el progreso social fueran un simple instrumento para el ascenso de los gobernantes.

El trabajo, bien sea de profesionales y trabajadores autónomos, o de los trabajadores por cuenta ajena, se mide por el dinero que facturan o cobran. La dedicación al trabajo bien hecho se ha dejado a un lado, siendo la cuantía del salario el único asunto con destello propio. El lugar que antes estaba reservado a los valores éticos y morales ha sido ocupado por las monedas. Siempre fue importante la remuneración económica, pero todas las energías que se desarrollan en la sociedad no pueden basarse exclusivamente en razones crematísticas.

Esta visión materialista del trabajo y de la vida impregna la educación de niños y jóvenes, porque los mensajes que reciben no proceden exclusivamente de colegios e institutos, sino de múltiples impactos que les llegan de la sociedad. Repito una vez más que no se trata de minusvalorar la dimensión económica de las iniciativas sociales o individuales, pero no puede ser el único sistema de medida del esfuerzo realizado por personas y grupos.

Por ello es tan importante actos como este en que damos las medallas de la Villa de Jovellanos a entidades, colectivos y personas que no buscan lucro con su tarea, sino el progreso de la sociedad y el bienestar de la colectividad.

Medallas del Ayuntamiento de Gijón ASOCIACIÓN JUVENIL ABIERTO HASTA EL AMANECER

Hay muchas maneras de mirar en favor de la comunidad. Jóvenes inquietos y con preocupaciones sociales supieron ver en los últimos años del Siglo XX que en nuestra ciudad había una pobre oferta de ocio, problema que se añadía a las escasas y deficientes ofertas laborales. En vez de quedar cruzados de brazo se pusieron manos a la obra y de ahí surgió la Asociación Juvenil Abierto hasta el Amanecer, con iniciativas que arrastraron a miles y miles de jóvenes, hasta llegar a constituir un programa de ocio alternativo que es una referencia dentro y fuera de Asturias.

Medallas del Ayuntamiento de Gijón FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE VECINOS DE GIJÓN

En la implantación de muchos servicios y en la construcción de infraestructuras para los gijoneses estuvo implicada la Federación de Asociaciones de Vecinos de Gijón. La FAV siempre fue por delante proponiendo mejoras en las líneas de autobuses municipales, dando la batalla por la ubicación de centros de salud, recogiendo decenas de miles de firmas para ubicar en Gijón equipamientos sanitarios que estaban concentrados en Oviedo, implicándose en el urbanismo de la villa y luchando por aumentar la cohesión de los servicios sociales. La Federación de Asociaciones de Vecinos de Gijón es el mejor exponente del vecindario responsable.

Medallas del Ayuntamiento de Gijón FUNDACIÓN SILOÉ

Si algo se ha puesto a prueba desde el inicio de la crisis económica es el grado de cohesión social, una verdadera seña de identidad del Gijón de la democracia. En esa tarea sobresalen un conjunto de organizaciones nacidas del seno de la sociedad civil. La Fundación Siloé sabe muy bien lo que es trabajar con los ciudadanos más desfavorecidos, como los menores en riesgo de exclusión social, las personas con trastornos mentales graves en situación vulnerable, con reclusos o exclusos con VIH-Sida, con personas con algún grado de discapacidad. De la Fundación Siloé se puede decir que llega allá donde no llegan las Administraciones, movidos por un fuerte sentido de la solidaridad, por su empeño en hacer una ciudad igualitaria, donde todos tengan oportunidades, con independencia de su posición de partida.

Medallas del Ayuntamiento de Gijón

HELIMER GIJÓN

Los sistemas de seguridad robustos acompañan a las sociedades avanzadas. Para evitar la indefensión de los ciudadanos es preciso contar con ellos. Con frecuencia nos acompañan de forma silenciosa, casi invisible, pero lo importante es que estén listos para dar una respuesta cuando se les necesita. Eso es lo que ocurre con la Base del Helicóptero de Rescate de Salvamento Marítimo “Helimer Gijón”. En veinte años salvaron más de 500 vidas. Sólo con el conocimiento de ese dato nos daremos cuenta de su incalculable valor. Es una fortuna para Gijón contar con esta base que presta servicios para toda la cornisa Cantábrica, interviniendo en operaciones de salvamento y luchando contra la contaminación marina.

Medallas del Ayuntamiento de Gijón

Medallas del Ayuntamiento de Gijón

Medallas del Ayuntamiento de Gijón MANUEL MARTÍNEZ SÁNCHEZ

El esfuerzo intelectual de los mejores, ampliando las fronteras de la ciencia y descubriendo aplicaciones tecnológicas para beneficio de la sociedad es un quehacer imprescindible. Esa minoría que dedica toda su vida a estudiar, enseñar e investigar es necesaria para el progreso de un país. Las sociedades modernas necesitan alentar, estimular y apoyar a los profesores que no se conforman con transmitir conocimientos, sino que dedican sus mejores energías a investigar y hacer crecer la ciencia y la técnica. Manuel Martínez Sánchez es un perfecto ejemplo. Desde el barrio de Natahoyo, movido por un afán de superación envidiable, llegó a la cátedra en del Instituto Tecnológico de Massachusets, una de las instituciones universitarias más importantes del mundo. Su afán por la aeronáutica, desde su infancia, le llevó al estudio y de ahí a convertirse en una referencia mundial en la investigación de la propulsión espacial eléctrica. Profesores así abren surco a las nuevas generaciones de gijoneses.

Medallas del Ayuntamiento de Gijón

GIJÓN ES EL RELATO DE GENERACIONES Y GENERACIONES DE HOMBRES Y MUJERES

Una ciudad es algo más que un conjunto de edificios, de calles, de plazas, de centros de trabajo, de parques, de espacios deportivos, o de equipamientos sanitarios o educativos. Una ciudad es el relato que forma el discurrir de generaciones y generaciones de hombres y mujeres. Los mejores renglones de nuestro Gijón está escrito con la aportaciones de las personalidades y colectivos que hoy reciben la medalla de plata de la Villa.

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.