Los trucos del Consejero Torre con el empleo

Artículo del concejal de Desarrollo económico y Empleo, Fernando Couto

El lunes, 1 de julio, estarán trabajando en Gijón 180 personas de los planes de empleo Gijón Inserta I y II, a las que se sumarán otras 100, el próximo 1 de agosto, correspondientes al plan extraordinario. En total, 280 desempleados gijoneses que estarán incorporados al mercado laboral durante un año beneficiándose de unas convocatorias cuya financiación es íntegramente municipal.

Pero Gijón tiene 30.363 poderosas razones para redoblar esfuerzos, 30.363 personas que engrosan las listas del desempleo en la ciudad -el 28,6% del paro en el Principado-, y que constituyen el principal acicate del Ayuntamiento de Gijón para exigir al resto de administraciones públicas que concedan a la ciudad lo que le corresponde. Ni más, ni menos.

El Boletín Oficial del Principado de Asturias publicaba el pasado 27 de mayo la convocatoria regional de empleo, en la que la Consejería de Economía y Empleo establecía tres líneas de subvenciones a municipios por la contratación de personal. La primera, la Línea 1, correspondiente a ‘Planes Locales de Empleo’, recoge que al menos la mitad más uno de los contratos a formalizar de las plazas concedidas tendrá que hacerse a mayores de 45 años.

El crédito para el año 2013-2014 de esta línea de actuación es de 18.782.400 euros que si se divide entre los 14.448 euros que se asigna de media por contrato refleja una convocatoria dirigida a contratar 1.300 personas en toda Asturias por un año. Y dado que Gijón posee casi el 30% del desempleo de la región, el Ayuntamiento solicitó exactamente el 30% de esa cifra, es decir, 390 plazas. A través de un correo electrónico, recibido el viernes 21 de junio, el Principado nos informa de la concesión de 204 contratos, es decir, el 15,69% del total. Es el porcentaje más bajo sobre el total de las convocatorias públicas de Planes de Empleo puestas en marcha por el Principado que se recuerda en  Gijón en los últimos años. Desde 2006 la cifra no ha bajado del 20,5% y se llegó a alcanzar el 27,88% en 2007, manteniéndose en un 24,86% en época del gobierno de Foro Asturias en el Principado. Los números son claros.

¿Y por qué han cambiado las cifras? Porque el Principado este año ha variado los criterios de reparto, y si bien garantiza un mínimo por municipio que a nosotros nos parece justo, lo lógico sería, a su vez, aplicar un reparto proporcional en función del desempleo de cada uno. Y, sin embargo, ha decidido aplicar un criterio de reparto basado en tramos fijos de desempleados que igualan municipios con mucha diferencia entre sí en el número de parados y que, en nuestro caso, perjudica seriamente a Gijón. Aunque las bases son claras y están publicadas en el BOPA, el resultado demuestra su injusticia.

Respecto al proceso de selección, se puede contratar desde el 1 de julio, como bien asegura el señor Torre, dada la celeridad de una convocatoria que llega con un año de retraso. Esto no supondría mayor dificultad si existiese colaboración por parte del Servicio Público de Empleo con los municipios y que, para este tipo de convocatorias, se enviase una preselección con varios candidatos por puesto, como se hacía con anterioridad. Pero lo que han obligado es que los 78 municipios pongan en marcha 78 procesos de selección diferentes en Asturias durante este verano que colapsarán los registros municipales. Lo que, a mi juicio, atenta contra los principios que debe defender las administraciones: ser competentes, responsables y eficaces.

Este Ayuntamiento, al igual que el resto, no puede iniciar un proceso de selección sin una resolución oficial del Gobierno regional donde se confirme el número de contrataciones para la ciudad (solo hay un correo electrónico). Tampoco sin que,  a la vista de la cuantía escasa de la ayuda -14.448 euros por contrato-, se aprueben una serie de modificaciones presupuestarias que permitan complementar el capítulo de gastos de personal para poder iniciar el proceso, porque una administración local no puede tomar decisiones si no cuenta con un respaldo económico detrás.

Otro aspecto a tener en cuenta es la falta de respeto de esta convocatoria a los Ayuntamientos, a los futuros beneficiarios y a sus representantes. Son muchos los municipios que cuentan con un convenio propio que regula las condiciones de estos trabajadores de Planes de Empleo. Gijón, por ejemplo, dispone de un convenio laboral específico donde se contemplan todas las categorías profesionales de dichos planes. Y con 14.448 euros únicamente se cubren los costes laborales de la categoría más baja, la de Peón. Por tanto, lo aconsejable no sería tratar de imponer condiciones laborales en los municipios a través de convenios negociados fuera de los mismos, sino destinar solamente dinero para que los ayuntamientos puedan contratar respetando sus propias normas laborales. Si el Ayuntamiento de Gijón no hubiese llevado una gestión responsable y austera en estos dos últimos años con la actual medida del Principado únicamente podríamos haber contratado a 204 peones, y no otras muchas ocupaciones como finalmente se hará, eso sí, con aportación municipal de por medio.

De la Línea 2 del Principado, correspondiente al ‘Apoyo a servicios de empleo y desarrollo local’, aún no existe información oficial de lo que podría recibir Gijón, pero hemos cursado una solicitud por el máximo de la subvención que permiten actualmente las bases, esto es 100.000 euros. En el periodo 2008-2011 Gijón recibía entorno a 250.000 euros anuales por esta línea.

La última de las líneas de ayuda regionales es la referida al ‘Apoyo a la contratación laboral de los jóvenes participantes en el programa de prácticas no laborales con compromiso de contratación’, o el denominado Plan Joven. Gijón solicitó 40 de estas ayudas a la contratación. ¿Por qué esta cifra? En primer lugar, porque desde el Ayuntamiento ya se está atendiendo al colectivo juvenil con 38 personas en prácticas programadas dentro de los beneficiarios de los planes de empleo y otros 50 jóvenes que integran el programa de becarios universitarios. En total, hay 88 personas formándose y trabajando, que alcanzarán los 128 con estas plazas.

Y otra justificación importante es nuevamente el coste laboral, al igual que en la línea de los planes de empleo. Se ha puesto en marcha una medida, que el Principado presenta como de financiación regional y que, sin embargo, quienes ponen el dinero son los municipios. El programa Joven se divide en dos partes claramente diferenciadas. Seis meses de beca y seis meses de contrato laboral (normalmente en prácticas). Tal es la diferencia que la convocatoria para cubrir el coste de las becas fue publicada en marzo y la de la ayuda a la contratación, en mayo. La primera modalidad no ha sido cuestionada. Se subvenciona hasta 5.760 euros por esos seis meses de beca. Pero tras el medio año de becario, se obliga a la contratación por al menos otros seis y, dados los costes de esa contratación posterior, la demanda de estas subvenciones ha sido escasa, y el Principado se ha visto obligado a sacar una línea complementaria de ayuda concediendo 3.000 euros a cada contrato hecho por el Ayuntamiento. Por lo tanto, no se puede hablar de  8.760 euros para contratar como ha asegurado el consejero de Economía y Empleo. Son 5.760 euros para becas, que cubren perfectamente el 100% de su coste y 3.000 euros para contratar a una persona durante seis meses, que por supuesto no cubre ni el 50% de los costes laborales como ocurre con los planes de empleo.

Creo, por tanto, que ha quedado claro que Gijón, este equipo de gobierno, con el aval de los servicios técnicos, ha solicitado lo que le corresponde. Vuelvo a repetir: ni más, ni menos.  Y también que la reducción de la aportación regional a la ciudad en materia de empleo ha sido, desde nuestro punto de vista, excesivamente drástica. Hemos pasado de percibir en 2011 un total de 8,78 millones de euros, cifra que se mantenía en los mismos términos desde 2009, a los 2,6 millones que recibiremos este año, incluidas ya las partidas correspondientes a estos planes. ¿Es lo que la mayor ciudad de Asturias se merece? ¿Es lo que le corresponde a la ciudad con mayor índice de paro a nivel regional? El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Gijón considera que no y, vuelvo al principio, exigiremos ante todas las administraciones lo que consideramos que corresponde a Gijón y los gijoneses.

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.