“Lo importante es el camino y no la meta”

Lalo Sánchez y German López me visitaron esta semana para presentarme su candidatura al Premio Princesa de los Deportes 2017 para José Manuel Roás y su hijo Pablo Roás de 18 años y afectado con el Síndrome de West.

Se trata de una petición de reconocimiento para dos personas, padre e hijo, que sin su humildad, humanidad, sacrificio y callado esfuerzo solidario representan, a través de la práctica deportiva un ejemplo de superación a diario y un compromiso personal que, sin dudas, repercuten en el beneficio del hombre y dignifican la condición de deportista y del ser humano. Los dos dan visibilidad y sirven de referente a muchas familias que con hijos discapacitados compiten día a día para superar las limitaciones que la vida les ha impuesto.

Nervión San Pablo 2015 2

Bajo el lema “lo importante es el camino y no la meta”, José Manuel ha corrido impulsando el carrito con el que se mueve su hijo por las maratones de Nueva York en 2016, Sevilla en 2014, 2015 y 2016, y Madrid en 2014 y 2016. Todo copmoenzó el 2014, cuando en la maratón de Sevilla, José Manuel, al pasar por delante de su casa en el kilómetro 19 de la carrera, recogió a Pablo y continuó la prueba hasta el final en su compañía, completando la misma hasta el kilómetro 42.

_93048621_pablo1

Lalo y Germán, impulsores de la candidatura, me trasladaron que “su historia reúne los requisitos que los Premios princesa de Asturias requieren: trabajo en equipo, actitud, solidaridad, comunicación, colaboración, logro y ejemplo en valores”.

images_atletismo_carreras_home-Jose-manuel-roas-trivino-y-pablo

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies