La Feria de Muestras: el triunfo de todos los asturianos

DSC_5044

Es para mí un honor y un orgullo intervenir en este acto inaugural de la 58 Feria Internacional de Muestras de Asturias. Como a tantos gijoneses de distintas generaciones, la Feria de Muestras forma parte de mis recuerdos más remotos, aquellos que quedan grabados en la más tierna infancia. Visitar la Feria para una niña o un niño de cinco, seis, siete u ocho años, era posar los sentidos sobre un escenario abigarrado de colores, sonidos, olores y gustos. La Feria eran los coches flamantes de los expositores, las interminables filas de sofás y butacas, los electrodomésticos de última generación -por utilizar una jerga que ahora está en boga-, las máquinas gigantescas de desconocida utilidad par mí, orgullo de nuestra industria, junto a los helados y el arroz con leche, por supuesto.

DSC_5079La gran afluencia de gente al certamen enraizó la Feria de Muestras en Gijón y en Asturias. Se convirtió en signo de identidad de la Asturias que progresa y trabaja, y en el principal acontecimiento del verano asturiano.

La edición de este año está marcada por el centenario del nacimiento de Luis Adaro y Ruiz-Falcó, principal responsable de que la Feria Internacional de Muestras de Asturias sea la espléndida realidad del presente. Presidente de la Cámara de Comercio entre 1961 y 1978, recuperó en 1965 la iniciativa de los certámenes feriales.

Luis Adaro dio con la fórmula magistral de la Feria de Muestras, al crear un evento donde concurren las novedades productivas regionales, nacionales e internacionales, utilizando el recinto ferial como espacio para el encuentro y la colaboración empresarial, y aprovechando el atractivo de la Feria para convertirla en un foro de debate sobre la coyuntura económica, así como lugar adecuado para otras reflexiones culturales. Nuevos productos y nuevas ideas, como forma de avizorar el futuro.

Los últimos indicadores económicos nos hacen mirar el futuro con temblorosa ilusión porque tenemos miedo a las recaídas. 

DSC_5076La Feria Internacional de Muestras de Asturias superó la crisis. Ahí están en la 58 edición los 2.500 expositores repartidos por los 600 stands para acreditarlo. Tomando prestado el argot de la hotelería, la Feria pone el cartel de “completo”. Como declaró el director del certamen, Álvaro Muñiz, “este año no hemos vendido la Feria, nos la han comprado”.

En primer lugar se da una relación ajena al sectarismo, porque la FIDMA no es el triunfo de ninguna institución aislada ni, por supuesto, de ningún grupo político. La Feria es el triunfo de todos los asturianos.

Por muy acertada que sea la gestión de los responsables políticos, en Gijón y en Asturias, como en cualquier otra ciudad o comunidad autónoma, no habrá progreso sin una actividad empresarial privada sólida y competitiva.

El progreso no son los impuestos altos, que con la crisis económica se han vuelto a poner de moda. Los impuestos altos significan fuerza y salud para la Administración y menos recursos para la sociedad y las empresas.

No quiero polemizar, sino recordar que el Estado del Bienestar, del que estamos todos tan orgullosos, es insostenible sin empresas sólidas y alto nivel de empleo. La Sanidad pública, la Educación Pública, las prestaciones de la Dependencia y el salario social, se reducen o se gestionan con extrema lentitud si los polígonos industriales están vacíos.

La patrimonialización de las administraciones por los intereses de partido, es un mal creciente en la vida pública española y asturiana.

Sobre el territorio de Gijón, de Oviedo, de Avilés, de Mieres, de Valdés o de Piloña, tienen competencias el Estado, el Principado y los respectivos ayuntamientos. Lo lógico es que nos pongamos de acuerdo, que facilitemos las actuaciones los unos a los otros, porque así saldrán ganando los ciudadanos que ni saben ni les importan las competencias de cada administración.

Nosotros, como Ayuntamiento de Gijón, hacemos lo que decimos. Como las empresas y los emprendedores están en la base de la creación de empleo, desarrollamos tres proyectos de financiación con recursos municipales.

Fruto de todo ello es la recuperación del mercado laboral gijonés, una tendencia que no se puede explicar por razones estacionales ni coyunturales. En los últimos 18 meses, hemos pasado de los 31.028 parados a los 27.358. Dentro de esa mejora general, el paro juvenil es el que más descendió; sólo en lo que va de 2014, un 8%. El primer semestre del año ha sido el mejor en contratación de trabajadores (38.830 contratos) desde que empezó la crisis.

Pero como alcaldesa, de lo que me siento más satisfecha es del enorme esfuerzo realizado en los programas sociales. Hemos incrementado en un 558% las ayudas a la emergencia, un 315% la subvención a las personas sin hogar, y en un 120% los recursos a la teleasistencia.

Gran parte de las ayudas sociales serán innecesarias con el repunte de la economía, que viene anticipado por el cartel “completo” de la Feria Internacional de Muestras de Asturias. Enhorabuena a todos los que año a año participan y trabajan en la Feria, mejorando Gijón, haciendo región. 

 

 

 

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.