Expolio tecnológico

Attachment-2Esta mañana hemos mentando una reunión con los trabajadores de la planta de Tenneco en Gijón. Junto al concejal Fernando Couto, acompañé al Presidente de FORO, Francisco Álvarez-Cascos. También asistieron el portavoz de Economía e Industria de FORO, José Antonio Martínez, el senador Isidro Martínez Oblanca, y el vicesecretario de Comunicación, Juan Vega.

La plantilla de Tenneco nos trasladó los detalles de su problemática laboral tras el anuncio de la dirección de la multinacional de su intención de cerrar la factoría asturiana encargada de la fabricación de amortiguadores. A la salida de dicho encuentro, Álvarez-Cascos manifestó a los medios de comunicación que “el cierre de Tenneco Gijón no es una decisión que se pueda justificar, ni por razones económicas de pérdidas contables, ni por razones de tipo laboral para mejorar la eficiencia organizativa. Lo que está ocurriendo con la empresa Tenneco Gijón es un caso insólito e inédito de expolio tecnológico a una empresa que, durante 40 años -primero como Bulnes y luego como Armstrong- ha creado el patrimonio de su propia tecnología en Asturias” . Y ahora, sin ningún tipo de compensación y de una manera frívola e irresponsable, el grupo empresarial de la multinacional, para mejorar sus beneficios, lo quiere llevar a otros lugares”.

Attachment-3Álvarez-Cascos explicó que “no estamos hablando de una deslocalización de producciones. Estamos ante un caso de apropiación tecnológica indebida que las leyes que regulan la libertad de empresa en España no pueden amparar. Y si las administraciones públicas, la local, la regional y a nacional, permiten que una empresa que ha creado su propia tecnología se vea desposeída de su propia tecnología para llevarla a otro lugar, creo que el futuro industrial y el desarrollo social y productivo de nuestra región no tiene solución”. En este sentido, el Presidente de FORO incidió en que “la respuesta a este caso tiene que ser no solo en el ámbito laboral, de las explicaciones económicas para luchar por la rentabilidad de una empresa sino que tiene que estar por parte de las administraciones públicas, en la defensa ante un expolio que no se puede justificar en el ordenamiento jurídico español, en el ámbito de las decisiones legítimas de ningún grupo empresarial”.

Álvarez-Cascos añadió también que “FORO estará al lado de Tenneco Gijón en la defensa de sus derechos construidos durante años, derechos a seguir ostentando el liderazgo internacional gracias a su propia tecnología” y recordó que “se ha dicho muchas veces que en España no se desarrolla tecnología. Aquí hay un caso de tecnología propia, que no son capaces de adquirir en el mercado para aplicar en otras empresas del mismo grupo y es muy fácil decir ‘vamos a desmantelar Gijón’ y vamos a construir una planta industrial en otra parte del mundo con el trabajo de 40 años desarrollado por equipo que integra Tenneco Gijón”.

Por último, en cuanto a los mecanismos que desde el Ministerio de Industria se podrían poner en marcha para defender la planta de Tenneco en Gijón, Álvarez-Cascos aseguró que “en este momento, para poner por delante los intereses de los trabajadores y de la empresa, lo más importante no es la confrontación. Si al final, quienes tienen que desempeñar sus responsabilidades no lo hacen, unos en la oposición y otros en las administraciones públicas, será el momento de discutir y confrontarse. En este momento anuncio nuestro apoyo  al Ministerio de Industria y al Gobierno del Principado para que defiendan como administraciones públicas el mantenimiento de la planta de Tenneco en Gijón, con todas armas legítimas que el estado de derecho pone en sus manos”. Y hay muchísimos argumentos y uno de ellos, insólito y sin precedentes, es defender el patrimonio de esta empresa, que no se puede expoliar de una manera irresponsable para trasladarlo a donde sea, en aras del interés o un beneficio del grupo empresarial”. “Por eso- insistió- FORO apoyará al Ministerio de Industria y al Gobierno del Principado en la defensa absoluta de los intereses de Tenneco y sus trabajadores. Si no lo hicieran, ejerceremos en su momento la demanda de responsabilidades”.

Y en este sentido recordó que “la interpelación que está presentada por el senador Isidro Martínez Oblanca va a ser una buena referencia. Vamos a ver si el Ministro de Industria no se da de baja de la sesión de control a la que reglamentariamente tiene que asistir. Será la primera prueba de que asume su responsabilidad para defender los intereses, que no son solo los de Tenneco Gijón, porque el desarrollo tecnológico es un valor de la industria española. Espero que esté a la altura de las circunstancias, igual que el Gobierno del Principado”, concluyó.

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.