“Estamos ante una campaña muy grave para desacreditar a Foro”

la foto

  • El equipo de gobierno no persigue a sus empleados, porque de 1.200 tan solo hemos cesado a una persona que además no era funcionaria de este Ayuntamiento, sino del Ayuntamiento de Langreo, y estaba trabajando aquí puesta a dedo por el equipo socialista”.
  • El equipo de gobierno no persigue a sus empleados, porque de 1.200 tan solo hemos cesado a una persona que además no era funcionaria de este Ayuntamiento, sino del Ayuntamiento de Langreo, y estaba trabajando aquí puesta a dedo por el equipo socialista”

Mi compañero Alejandro Roces ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación en respuesta a las declaraciones realizadas por la concejala socialista Begoña Fernández en las que acusaba al equipo de gobierno de realizar “una depuración de funcionarios” en el Ayuntamiento de Gijón.

La concejala socialista se refería al cese por parte del equipo de gobierno de una exjefa de servicio de Inspección por pedir la suspensión temporal de un arquitecto municipal, y señalaba que “se le ha castigado por portarse mal pese a que lo único que ha hecho es cumplir con la legalidad”.

Alejandro Roces ha aclarado que dicha funcionaria  “ni siquiera pertenece al Ayuntamiento de Gijón” ya que fue nombrada “a dedo” por la anterior corporación socialista “y traída a este Ayuntamiento desde el Ayuntamiento de Langreo”. Dicha funcionara fue cesada de su puesto el 14 de febrero de 2012 al haberse suprimido dicho puesto de trabajo por el actual equipo de gobierno “porque no necesitamos a nadie que vigile a los funcionarios, pues saben cumplir su trabajo perfectamente”.

Cabe señalar que tras el cese de la funcionaria, se mantuvieron sus retribuciones de forma íntegra y se la adscribió a otro puesto de trabajo, tal y como lo define la Ley, hasta que se produjera su reingreso en el Ayuntamiento de Langreo. Descontenta con tal decisión, la funcionaria acudió a los tribunales y en virtud de una sentencia del 19 de septiembre de 2013, los tribunales declararon que no existía tal derecho de permanencia en el Ayuntamiento de Gijón. Mediante resolución del 9 de octubre de 2013 se determinó que la vinculación de dicha funcionaria con el Ayuntamiento de Gijón finalizaría el 31 de diciembre de 2013.

Roces manifestó que “no hay ningún interés en depurar políticamente a nadie” y recordó que el Ayuntamiento de Gijón ha acordado el reingreso de todos los funcionarios que sirvieron temporalmente en otras Administraciones “con independencia de las funciones administrativas o políticas que desarrollaban”.

El equipo de gobierno no persigue a sus empleados, porque de 1.200 tan solo hemos cesado a una persona que además no era funcionaria de este Ayuntamiento, sino del Ayuntamiento de Langreo, y estaba trabajando aquí puesta a dedo por el equipo socialista”, señaló Alejandro Roces, quien quiso finalizar diciendo que el PSOE “hace de los servidores públicos peones del juego político utilizándolos para la acusación” y que “estamos ante una campaña muy grave y calumniosa de descredito al gobierno”.

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.