Entrevista a Manuel Arrieta

securedownloadOs dejo la entrevista que publica hoy El Comercio, que Marco Menéndez le ha realizado a mi compañero Manuel Arrieta, encargado de la concejalía de Mantenimiento y Obras de Infraestructuras.

La concejalía que dirige Manuel Arrieta se enfrenta estos días a los desperfectos ocasionados por las últimas galernas, especialmente los causados en el paseo del Muro, todo un emblema para la ciudad. Pero su departamento se destaca por un rosario de pequeñas actuaciones a lo largo del municipio desde que comenzara el mandato.

 -El año pasado tuvo que hacer frente a la pérdida de arena en la playa de San Lorenzo y ahora a los desperfectos en el Muro. ¿Cómo lo afronta?

-Como antiguo técnico del Ayuntamiento desde 1977, con normalidad, porque en ese tiempo tuvimos muchos avatares parecidos, de tormentas y grandes inundaciones. No es nada que me coja por sorpresa. Pero desde el punto de vista de la concejalía, como representante público, las dificultades son otras. Antes, cuando había problemas acudías al concejal para que buscase el dinero. Ahora me toca a mí. Pero hay una dificultad añadida, que es que tenemos el presupuesto prorrogado. Quiere decir que todo lo que entre en el ámbito de la inversión va a estar más difícil de llevar adelante, porque no dependes de tus decisiones, sino que tienes que lograr los acuerdos con el resto de los componentes de la Corporación.

-¿Esperaba tantos daños a pesar de la protección añadida que supone la ampliación de El Musel?

-Desconozco la repercusión que pudo tener el puerto pero, dentro de lo que cabe, creo que salimos bien parados. Los daños en municipios próximos son mucho mayores que los nuestros.

-¿Han comunicado esos daños, valorados en 280.000 euros, al resto de administraciones?

-El pasado lunes contacté con el jefe de la Demarcación de Costas en Asturias, Ramón Galán. Le trasladé que el Ayuntamiento tiene unas competencias en el Muro reducidas a su conservación y mantenimiento. Los daños actuales se salen de esa función. También remitimos la misma información a la Federación Asturiana de Concejos, porque va a hacer una gestión global ante las distintas administraciones como el Principado, Costas y el Ministerio.

También estoy pendiente de una nueva valoración para enviarla al Principado y que no quede ninguna Administración. Espero que al final no seamos nosotros los que tengamos que asumir todo el coste del temporal.

-¿Cómo ve el ánimo de los ciudadanos en este asunto?

-Me preocupa que la ciudadanía pueda ver que no se avanza en la medida en que todos quisiéramos en la reparación de los daños. Estoy a la expectativa de ver qué responden las administraciones, porque vemos que se acerca la Semana Santa y pronto llegará el verano. También es por una cuestión de seguridad para los usuarios de la zona. Son molestias para los ciudadanos pero en un caso excepcional tendremos todos que adaptarnos.

-¿Le llamó la atención que la consejera de Fomento no hiciera ninguna referencia a Gijón en su relato de daños por el temporal en la Junta General del Principado?

-No, ni que no haya venido nadie del Principado, que tengamos constancia. Imagino que lo conocerán porque, si no estoy mal informado, creo que el señor Fernández vive en Gijón y me imagino que sabrá cómo está el Muro. No me sorprende, porque parece que todo su objetivo es la caza y derribo de un partido. En este caso, no me llama la atención, sinceramente.

-También ha quedado muy afectada la playa de Poniente, con la pérdida de mucha arena…

-Esa playa depende de la Autoridad Portuaria de Gijón y, a su vez, de la Demarcación de Costas. En este caso hay una problemática añadida porque se trata de una playa prácticamente artificial. Se trajeron cientos de miles de metros cúbicos de arena y ahora se los ha llevado la mar. Estarán fondeados en el entorno, pero seguro que no los va a reponer, al contrario de lo que ocurre en San Lorenzo. Lógicamente, alguien tendrá que asumirlo. Tenemos que mirar por los intereses ciudadanos y estamos dispuestos a colaborar con las administraciones, como meter alguna máquina para redistribuir la arena que quedó y evitar el salto que hay ahora. Es un problema que hay que resolver.

-Pero habrá que tomar decisiones muy pronto, ¿no?

-Claro. Lo que sea, hay que hacerlo de la forma más rápida posible, porque si no, nos pilla el toro.

-Su concejalía tiene el municipio lleno de pequeñas obras…

-Casi todas son de poca espectacularidad y coste. Tampoco hay posibilidad de hacer muchas más cosas. Los recursos económicos hay que utilizarlos con racionalidad y con rendimiento real para el bienestar de los ciudadanos en la medida de que las vías y aceras estén en condiciones. Ahora mismo, hay un sinfín de obras que se podrían hacer, pero hay que aprobarlas en plenos.

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.