Necesitamos empresarios jóvenes en Asturias

Gijón acoge este año la entrega de Premios de la Asociación de Jóvenes Empresarios. Al acto de entrega acudió mi compañero Fernando Couto y quiero rescatar su intervención porque resume perfectamente todos los mensajes que estos tres años y medio hemos repetido una y otra vez en todos los actos empresariales a los que hemos acudido.

En una sociedad avanzada que apueste por el desarrollo económico y el empleo, los empresarios juegan un papel fundamental.

empresarios jóvenes en Asturias

Sé que vivimos unos tiempos particularmente difíciles:

  • Que los canales tradicionales de financiación no están a la altura de las demandas
  • Que las cargas fiscales son excesivas
  • Y que la burocracia es desesperante

Aún con todo esto, pido a los empresarios que hagan el esfuerzo de creer en si mismos. Que tengan fe en sus proyectos. Si las cosas salen mal deben pensar que el fracaso es la antesala del éxito.

Los empresarios deben sentirse como lo que son, la vanguardia de la región asturiana. Deben ser fieles a la cultura del riesgo. Como emprendedores que son, deben abrir caminos, porque la sociedad y las instituciones irán detrás de ellos. No se deben permitir la debilidad de desfallecer, porque el progreso de Asturias está en sus manos.

Ser empresario en Asturias es especialmente difícil…

por razones del pasado y por políticas del presente. Hace tan sólo unas décadas, en esta región se entendía por empresa una sociedad mercantil cuyo accionista universal era el Estado, y que tenía un gerente-funcionario al frente de ella que no tenía que preocuparse demasiado por los resultados, ya que las pérdidas eran enjugadas con los Presupuestos Generales del Estado.

La productividad no importaba, porque no se competía, trabajaban todas ellas en un régimen de monopolio u oligopolio, y operaban desentendiéndose de los costes. En consecuencia, tiraban de largo en los gastos, sabedoras de que la escasez de ingresos era compensada por los ciudadanos con sus impuestos.

La empresa pública extendió una cultura muy nociva sobre la sociedad asturiana…

…dejando una huella que se puede rastrear en el presente: la tasa de actividad más baja de todas las regiones, la aversión al riesgo y a la cultura emprendedora, la fijación de unos salarios elevados, movidos por consideraciones políticas. Y las plazas de la Administración esperando a la juventud opositora, como si convertirse en funcionario fuese la forma más sensata de culminar un buen expediente universitario.

Otra consecuencia nefasta es la falta de prestigio de la figura del empresario, al ser un sujeto prescindible, fácilmente sustituible por la empresa pública con sus gerentes-funcionarios.

Esa es la realidad, no nos engañemos

Ese es el poso dejado por la todopoderosa empresa pública, que no resistió dos telediarios de mercado en cuanto tuvo que enfrentarse a la competencia.

La presencia de la empresa pública es hoy día marginal en nuestra región, pero su forma de operar durante decenios ha hecho que la sociedad y parte del tejido empresarial sigan excesivamente pendientes de la Administración.

Ante estado de cosas hay que recordar algunas verdades, alto y claro:

  • El empresario y la empresa privada constituyen unos de los principales bienes de la sociedad. Máxime en una situación como la presente con cerca del 25% de paro.
  • El empresario no es un aprovechado, sino que la sociedad se aprovecha de su empuje y creatividad. El bienestar de las sociedades avanzadas depende del empresariado.
  • Los gobiernos deben crear reglas del juego para todos, porque les toca velar por el bien público, pero sabiendo que el bienestar social depende de que los empresarios se sientan cómodos en la cancha de juego.

Lo primero que debe garantizarse es la libertad de empresa…

…que puede estar recogida en las leyes, pero que se incumple con multitud de normas ordenancistas que limitan, entorpecen y dilatan las decisiones de los empresarios. En Asturias tenemos superávit de burocracia y déficit de empresa.

La política fiscal en Asturias es extraordinariamente lesiva para la actividad económica

Duele decir esto. No hay derecho a que la riqueza levantada en un esfuerzo de generaciones quede expoliada por un impuesto de Sucesiones que está la cabeza de España por su poder confiscatorio.

Lo más lacerante es comprobar que se quitan recursos a los empresarios para inyectarlos a la burocracia. De esa forma consideran nuestros gobernantes que aumentará la prosperidad en Asturias.

Los que dicen temer a las deslocalizaciones empresariales están incentivando a las empresas para que marchen de Asturias y se instalen en León, Galicia, Cantabria o Madrid.

No van a volver los viejos tiempos de la empresa pública, que algunos parecen añorar

Tampoco volverá el mercado cerrado, con clientes cautivos. La globalización no tiene vuelta atrás. Hay que competir, y difícilmente se puede competir en un territorio penaliza la actividad económica, es lento dando licencias, y que ve a las empresas privadas como fuente de ingresos para la Administración.

Tenemos que dar un giro de 180º

Las decisiones de las administraciones deben tomarse de forma concertada con los empleadores, si queremos atajar el desempleo. La construcción de las infraestructuras debe tener como norte la incentivación de la actividad económica. Los estudios universitarios tienen que orientarse en función de la empleabilidad de los futuros titulados.

Las administraciones tenemos una responsabilidad muy grande: en vez de levantar obstáculos nos toca dar facilidades. Y en Gijón lo estamos haciendo y aceptamos el contraste, nos avenimos a cualquier comparación con el resto de entes públicos asturianos, para que se vea quién apoya a los empresarios, quién está realmente comprometido con el empleo, y quien habla de una manera y gobierna de la contraria. Se pueden poner nombres propios.

Necesitamos empresarios jóvenes en Asturias.

Tomar el relevo de la vieja empresa es cosa de los empresarios jóvenes.

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.