Demasiadas manchas en el traje para que nos den lecciones de transparencia y legalidad

DSC_2744Hoy estamos aquí en cumplimiento de una resolución judicial que el equipo de gobierno no sólo acata, sino que cumple con la máxima prontitud. La sentencia, que todos ustedes conocen, no entra en el fondo del asunto: qué órgano tiene la competencia para aprobar la ordenanza sobre fachadas. Esta es la cuestión política a resolver. Nosotros creemos que es una competencia de la Alcaldía, que delega en la Junta de Gobierno, y el grupo socialista que acudió a los tribunales piensa lo mismo, como lo prueba el hecho de que durante los 32 años que estuvo al frente del Ayuntamiento la competencia sobre subvenciones nunca estuvo delegada en el Pleno del Ayuntamiento.

¿Qué es lo que ocurre? Muy sencillo, se aplican unas normas para gobernar y se crean otras para los periodos en que se está en la oposición. No es nuevo su proceder. En el Principado maniobraron, a través de una alianza “contra-natura”, para quitar la gestión del sector público al Principado, y en cuanto el señor Javier Fernández ganó las elecciones, el sector público pasó nuevamente a depender directamente del Gobierno autónomo.

El equipo de gobierno cumple escrupulosamente todas las sentencias, pero ya anuncio que esta la recurriremos. El legislador diferencia muy bien las competencias para cada órgano, pero está claro que ustedes los socialistas prefieren métodos asamblearios cuando se sientan en la oposición, para ver las cosas de forma opuesta cuando gobiernan.

No hago esta afirmación extensiva al PP, porque este grupo se mueve por un solo criterio: poner obstáculos al equipo de gobierno y por eso no duda en establecer alianzas estables con el Partido Socialista. No fue así durante año y medio, en el que pudimos aprobar entre los dos grupos dos presupuestos y sacar adelante otros muchos asuntos, pero decidieron cambiar de rumbo y apostar por empantanar la gestión municipal.

DSC_2747Esta alcaldesa no incurrió en ninguna actitud antidemocrática cuando se negó a tratar una nueva ordenanza de fachadas en el pleno del Ayuntamiento, como tampoco incurrieron en este vicio mis predecesores en el cargo cuando se negaron a tratar determinados asuntos en sesión plenaria, porque entendía que correspondía a otro ámbito. No es, precisamente, la primera sentencia en contra que tiene un alcalde de Gijón en esta materia. Hay algún ejemplo muy elocuente, tan cercano en el tiempo que hay concejales en esta Corporación que lo vivieron. La mayor diferencia estriba en que el equipo de Foro ejecuta la sentencia sin rodeos ni disimulos, y confía en demostrar por la vía de la apelación que le corresponde la razón.

No sólo creemos que nos asiste la razón, sino que nos avala la gestión. En el expediente de subvenciones para rehabilitar fachadas y suprimir barreras arquitectónicas ganamos de largo cualquier comparación. Cuando llegamos al Ayuntamiento había 312 expedientes en el cajón que suponían subvenciones que se elevaban a 6,6 millones de euros. Dicho de una forma gráfica: llevaban desde el año 2009 guardados en el cajón.

El gobierno de Foro ha resuelto desde junio de 2011 hasta diciembre de 2013, 539 expedientes de subvenciones, por un importe de 19,6 millones de euros, relativos al Plan Especial del Muro, rehabilitación de fachadas y supresión de barreras y barrios degradados, en este caso, el barrio de Jove.

Quiero, finalmente, salir al paso de algunas declaraciones calumniosas, vertidas estos días, al manifestar que no queríamos perder el control sobre la normativa de fachadas y su ejecución, porque había muchos millones de euros en juego.

El tratamiento de la concesión de subvenciones es muy similar a la del otorgamiento de licencias. Es una cuestión absolutamente reglada, de manera que si los informes son favorables, se concede automáticamente, y en caso de tener defectos no subsanables, se deniega. Los servicios técnicos informan aplicando las bases vigentes, y si el informe técnico es favorable, la Junta de Gobierno concede la subvención.

DSC_2746Las partidas presupuestarias destinadas a las ayudas para rehabilitar fachadas y suprimir barreras vienen perfectamente definidas en el presupuesto municipal y son las que se aplican, sometidas a los controles y fiscalización de la Intervención. Todos los grupos municipales conocen la cuantía y el destino de estas subvenciones.

Por último. Es deliberadamente falso relacionar la destitución de ningún funcionario con esta cuestión. La destitución de la Secretaria del Ayuntamiento estuvo relacionada con una situación posterior, a la que me referí de forma sucinta, porque creía y creo que los empleados públicos deben quedar al margen de los debates públicos, no tienen que sufrir la exposición mediática propia de las personas que concurrimos a las elecciones. Reitero, porque es la única y exclusiva verdad, que se debió a su negativa a realizar un informe jurídico, y hay testigos de esta negativa.

Es imposible que ustedes nos den lecciones de legalidad, transparencia y defensa de  los bienes públicos.

¿Por qué?

1.- Porque ustedes vetaron que determinados asuntos se tratasen en el pleno, como ocurrió con la comisión de investigación sobre EMTUSA.

2.- Porque ustedes taparon las ilegalidades y desmanes en la gestión de la EMA.

3.- Porque usted, señor Martínez Argüelles, dañó gravemente los intereses de este Ayuntamiento, introduciendo la cláusula del IPC en el contrato de las cocheras, a espaldas del consejo de administración, que supuso más de 30 millones para los gijoneses, por algo no dijo ni una palabra en el pleno del mes de enero sobre las cocheras.

Demasiadas manchas en el traje para que nos den lecciones de transparencia y legalidad.

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.