Cambio del sistema de elección de alcaldes: si pero con matices

4297_1El cambio del sistema de elección de alcaldes a favor de quien encabece la lista más votada nos parece un buen sistema si va acompañado de las reformas que aseguren la estabilidad del gobierno municipal.

En cualquier caso, como cualquier reforma de un sistema electoral, requiere un amplio acuerdo de las fuerzas políticas más representativas.

Las reformas en la composición y funcionamiento de los órganos de gobierno municipales deben de salvaguardar la representatividad de los grupos de oposición.

Resultaría difícilmente explicable limitar la reforma a la elección de alcaldes si el cambio del sistema electoral no se extiende a los presidentes de las CC.AA. y al presidente del Gobierno de España.

Los alcaldes y alcaldesas de FORO trasladaremos a los órganos del partido nuestra opinión sobre el cambio del sistema de elección de alcaldes a favor de quien encabece la lista más votada, que nos parece un buen sistema si va acompañado de las reformas que aseguren la estabilidad del gobierno municipal. En cualquier caso, como cualquier reforma de un sistema electoral, requiere un amplio acuerdo de las fuerzas políticas más representativas.

El cambio no se puede reducir al mero acto de la elección de alcalde el día de la constitución de las corporaciones locales, sino que tiene que contemplar el funcionamiento del ayuntamiento durante cuatro años, teniendo siempre presente que las reformas en la composición y funcionamiento de los órganos de gobierno municipales deben de salvaguardar.

La representatividad de los grupos de oposición”.

Entiendo que cualquier reforma que en materia electoral se lleve a cabo, debe de garantizar la estabilidad del gobierno municipal, tanto desde el momento de la elección de alcalde y la configuración de su equipo, como en la regulación y determinación de las competencias que debe de asumir y ejercer”.

En nombre de los alcaldes y alcaldesas de FORO, considero que “resultaría difícilmente explicable ante los ciudadanos limitar la reforma a la elección de alcaldes si el cambio del sistema electoral no se extiende a los presidentes de las CC.AA. y al presidente del Gobierno de España, puesto que no existe ninguna razón para que las bondades del nuevo sistema no lo sean también en el ámbito autonómico y en el nacional”.

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.