Las ciudades del siglo XXI cuidan su ciudadania

IMG_2572

Actualmente en los países desarrollados, 1 de cada 5 personas es mayor de 65 años y, en el horizonte de 25 años se prevé que sea 1 de cada 3. Los países en vías de desarrollo también siguen estas tendencias. Estamos ante unos datos demográficos sin precedentes y, por tanto, una nueva realidad que afrontar. Por ello además del desafío que tenemos como sociedad envejecida tenemos una oportunidad económica en torno a este sector. Una nueva realidad que, alejada de las connotaciones negativas, ofrece nuevas oportunidades.

En este escenario, necesitamos una vejez postergada, una vejez con mejores condiciones de salud y una vejez activa, que sea parte implicada en nuestra comunidad. Este reto necesita de una visión holística que moldee la ciudad en la que vivimos transformando los servicios públicos en catalizadores de una mejor salud, y pasa por ser capaces de diseñar una conciencia pública-privada y social entorno a unos mejores hábitos de vida.

En el año 2050 el 70% de la población mundial vivirá en núcleos urbanos. De hecho, no hace falta esperar hasta el año 2050. Según el último informe de Naciones Unidas sobre Asentamientos Urbanos, la gestión sostenible de las ciudades se ha convertido ya un desafío extremadamente complejo para las instituciones. Y es que las ciudades que ha heredado el siglo XXI devoran recursos insaciablemente, actúan como incontrolables generadores de residuos y han de afrontar los estragos de la falta de planificación ante el intenso éxodo rural que se produjo durante el siglo pasado.

En los años 70, cuando el escritor de ciencia ficción Isaac Asimov se preguntaba «a cuántos seres humanos puede alimentar y sostener la Tierra y por medio de qué técnicas», ya estaba poniendo sobre la mesa el debate en torno a la sostenibilidad.

La ciudad del siglo XXI es una ciudad que tiene como uno de sus retos principales cuidar a su ciudadanía, y trabajar con diligencia para garantizar mejores cotas de  salud. En este escenario, Gijón tiene unas condiciones innatas para conseguirlo: un paisaje natural incomparable, unos importantes activos para la práctica deportiva en entornos urbanos y rurales, y un paisaje urbano que se transforma dando paso al peatón, al ciclista y al servicio público de transporte.

Sin olvidarnos de nuestra industria agroalimentaria, que nos permite pensar con optimismo en un futuro de alimentación más saludable, cercana en su producción y variada en función de las estaciones.

c243x204_v1_LogoINCYDESCHOOLPero el desafío sigue estando presente, y en la era del cambio tecnológico no nos queda otra que explorar todas las vías posibles para actuar con mayor eficiencia, usando la capacidad analítica que poseemos para ser preventivos en la gestión de la salud.

Debemos convertir nuestras áreas sanitarias en verdaderos laboratorios de innovación, y al mismo tiempo acompañar a nuestras empresas incipientes y consolidadas en su búsqueda de nuevos productos y servicios, pues son las mejores compañeras de viaje para elevar nuestra comprensión del desafío y afrontarlo con garantías.

Hoy estamos todos aquí para reflexionar entorno a este desafío, en torno a qué medidas tenemos que tomar para favorecer una vida saludable y activa en las ciudades. Estamos aquí para invertir el ciclo de la despoblación, para convertir este handicap en oportunidad, para convertirlo en reto y utilizarlo como estimulante de nuestra creatividad.

Cabecera monografico salud urbana

En este escenario, hoy planteamos tres grandes cuestiones:

  • ¿Cómo transformamos nuestras urbes para favorecer una vida saludable y activa?
  • ¿Cómo desarrollamos tecnología que permita generar impactos en este ámbito?
  • ¿Cómo nos podemos convertir en referencia de destino turístico saludable?

Para este propósito, hemos hecho una llamada internacional, también local, para que convivan en un mismo escenario Asturias y el mundo, de manera que obtengamos respuestas globales a cuestiones que son primero locales.

Mañana, recogeremos ese contenido y lo llevaremos a nuestro distrito de innovación: La Milla del Conocimiento, para que este relato que hoy se inicia tenga continuidad y nos haga cooperar a todos los agentes en un nivel superior.

Sin comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies